Rodez y su historia

Partager
Printer-friendly version

Taille du texte

Current Size: 100%

Rodez: cORAZÓN DEL Aveyron

Encaramado en su pico rocoso (a 627 metros de altitud), Rodez domina el curso del río Aveyron.

La ciudad está ubicada en el centro de la provincia de la que es capital, entre Conques al Norte y el viaducto de Millau al Sur, y ofrece un lugar de veraneo ideal para descubrir toda la riqueza del Aveyron.

 

MÁS DE 2.000 aÑOs dE histoRIA…

La ciudad fue fundada por los rutenos. De este pueblo celta, los habitantes de Rodez ("Ruthénois" en francés) han heredado el nombre.

Llamada Segodunum, tras la conquista romana la ciudad se cubre de amplios monumentos públicos y ricas mansiones, cuyo recuerdo conserva el museo Fenaille.

En la Edad Media, se escinde en dos barrios protegidos cada uno por su propia muralla: el Bourg y la Cité.

Dirigido por los condes de Rodez, el barrio del Bourg acoge importantes ferias a las que debe su prosperidad. Numerosas mansiones construidas entre los siglos XV y XVI siguen siendo hoy testimonio de la riqueza de algunas familias de mercaderes.

Frente al Bourg, la Cité se estira al pie de la catedral Notre-Dame (s. XIII-XVI). Esta era administrada por los arzobispos de Rodez, quienes envidiaban el poder económico de los condes. Numerosas son entonces las rivalidades entre el Bourg y la Cité. Sin embargo, la Guerra de los Cien Años pondrá un término a estos conflictos cuando ambos barrios, para garantizar su protección, se vean reunidos detrás de una única y misma muralla. Mantenida y restaurada hasta el siglo XVII, esta imponente muralla fue destruida a finales del siglo XVIII, dejando que la ciudad se extendiera libremente.

 

Así pues, venir a Rodez es dejarse seducir por una rica identidad, modelada con el transcurso de los siglos. Pero el descubrimiento no es completo si no nos damos tiempo para recorrer los otros municipios que forman el Gran Rodez. De Sébazac-Concourès a Luc-la-Primaube, de Druelle a Sainte-Radegonde, sin olvidar Onet-le-Château, Olemps y Le Monastère, el visitante puede admirar un patrimonio histórico y natural increíblemente preservado.

 

…PERO MIRANDO RESUELTAMENTE HACIA EL FUTURO

Hoy, Rodez es una ciudad dinámica que vive principalmente de las industrias agroalimentarias y mecánicas, las tecnologías de la información y la comunicación y el turismo.

Numerosos equipamientos garantizan la animación de la vida deportiva y cultural: golf, centro ecuestre, centro náutico, salas de espectáculos, mediatecas… Sin olvidar los museos: el museo Denys Puech (de Bellas Artes y Arte Contemporáneo), el museo Fenaille (de Historia de Rouergue), y el museo Soulages. Dedicado al artista Pierre Soulages, oriundo de Rodez, y al Arte Contemporáneo, éste abrió sus puertas en 2014.